¡Abra Kadavar! Alucinantes

Por: Angélica Escobedo
cortesia de Escooltura


El Sábado 17 de Diciembre quedará registrado como el día en que el trío alemán Kadavar pisaba por primera vez tierras regias y el Café Iguana para dar cátedra de lo que significa hacer rock de calidad.

La banda regiomontana The Crimson Trip fue la encargada de inaugurar el evento, amenizando con una propuesta muy ad hoc al ambiente y puso a tono al público tempranero que disfrutó de buena gana de la esencia ocult doom que los caracteriza. 

 Tras una breve espera, en punto de las diez de la noche y con un recinto más concurrido, las cortinas del escenario le abrirían paso a Kadavar que desde el primer momento impondrían con su presencia y sonido retro.

Altos, delgados y barbados, los alemanes dejan muy en claro que tres son más que suficientes para prender a tope los ánimos de cualquier lugar. 

Fuera de su imagen psicodélica Kadavar evita cualquier tipo de parafernalia y deja que su música sea la que brille por sí sola. 

 Con un manejo del escenario que requería de pocas palabras y mucha música, la agrupación fue llevando al público por una montaña rusa de rock y psicodelia. “Come back to life” y “Pale Blue Eyes” marcarían el comienzo de un recorrido muy nutrido de sus temas que incluyeron “Doomsday Machine”,  “Last Living Dinosaur”, la emblemática  “The Old Man”, la poderosa “Creature of the demon”  y la electrizante “Purple Sage”. 

 Christoph “Lupus” Lindemann se luce en la guitarra y sorprende con su manejo vocal que complementa perfectamente el estilo stoner de la agrupación, la batería situada al centro y en la parte frontal del escenario es tocada con energía y precisión por Christoph “Tiger” Bartelt y ni que decir de Simon “Dragon” Bouteloup, el potente bajista que contagia con su carisma y vivacidad… sus solos de bajo son enajenantes.

Con los ánimos encendidos y ya en la recta final de la noche Kadavar salió un momento del escenario para regresar unos minutos después atraídos por los gritos de los fans que clamaban por un poco más de rock.¿Quieren que toquemos un par de canciones más? – preguntó Lupus y un estallido de voces fue la respuesta. 

 Con “Thousand Miles Away from home” pusieron a todos a bailar y el bonus sería el cover de “Helter Skelter” de The Beatles que cerraría un extraordinario show al que no le sobra una sola nota.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fortaleza presenta su primer DVD titulado “Crónicas de la Villa Rica”