Avantasia ‘The Mystery of Time’”, el inicio de una gran Saga.

por: Omar esquivel.

metaliterockshop@gmail.com


Pasaron 12 años desde que Tobias Sammet se embarcó en este proyecto ambicioso. Un futuro incierto en el cual él mismo confirmaría que esto sería solo de paso, que no pretendía emprender ni futuros discos ni conciertos; Nada más alejado de la realidad. 

Ahora en el primer semestre del año llega ‘Mystery of Time‘, un disco donde se reafirma que la idea de Tobias Sammet era reunir en esta nueva historia a músicos que ocuparon cierta parte de sus ediciones anteriores. Por una parte tenemos al propio Sammet en el bajo, en las voces nuevamente a Michael Kiske y Bob Catley  (ambos desde el comienzo de los Metal Opera) Oliver Hartmann en las guitarras, Sasha Paeth produciendo el disco y en las guitarras, Miro Rodenberg en los teclados y en la batería nada más ni nada menos que Russell Grilbrok (Uriah Heep). Nuevamente el gran Bruce Kulik (Kiss) como guitarrista invitado, más Cloudy Yang en las voces femeninas.

La caja de Pandora:
Tobias Sammet se da el lujo de invitar Arjen Anthony Lucassen, uno de los primeros guitarristas en ser el creador  de un gran proyecto como Ayreon. En las voces tenemos a Ronnie Atkins de “Pretty Maids” y Biff Byfford de “Saxon”, dándole la fuerza y plasmando el metal ochentero. 
Las mejores sorpresas del disco son: Joe Lynn Turner ex vocalista de Rainbow, Rising Force y Deep Purple, aportando la parte mas rockera; Eric Martin, ex cantante de  Mr Big, en la saga más melódica. 
Uno puede preguntarse si: ¿Este disco es Ambicioso?

Sí, por supuesto. ¿Con mucha melodía? También. ¿Aburrido? En lo más mínimo.
El trabajo arranca con “Spectres”, el dueto que muchos querían oír de Joe Lynn Turner junto a Tobias Sammet. Un tema limpio y con un sonido contagioso, el primer punto alto del disco. 
Seguimos con “The Watchmakers’ Dream”, Turner nuevamente junto a Sammet, donde el ex Rainbow toma más participación del tema,  pero con la particularidad de que en ciertos tonos no suena a él mismo. 
“Savior in the Clockwork” dura 10:40 y es al estilo “Runaway Train”, aunque más movido, con Joe Lynn Turner, Biff Byford y Michael Kiske: se trata del mejor tema de la placa. Algo que llamaríamos : todas las bases cubiertas: melodía, sonido, fuerza. Ya nos acercamos a el final con “Invoke the Machine”, donde Ronnie Atkins le pone la potencia al tema, siendo lo más pesado del disco. En “Dweller in a Dream” aparece otra vez Kiske, mostrando un tema bien power metalero melódico y el final llega con “The Great Mystery”: lo dejamos para Bob Catley, con una parte cantada también por Joe Lynn Turner; es una canción larga para finalizar, que logra entretener con sus cambios de ritmo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fortaleza presenta su primer DVD titulado “Crónicas de la Villa Rica”