Wacken open air 2011…la experiencia

Photobucket


Por Juan Raúl Velasco Castellanos.

Por fin llego el tan esperado día 2 de agosto del presente año, en que salía el vuelo que me llevaría hasta la meca del metal; el lugar donde todo metalhead debe acudir por lo menos una vez en su vida: el glorioso Wacken open air.

Después de horas y horas de ver los conciertos por You Tube, estaría presente en su vigésima segunda edición, solo me separaban del festival 11 horas de vuelo. Desde la ciudad de México hasta Hamburgo y una hora mas en autobús del aeropuerto de Hamburgo hasta el pueblo de Wacken, tiempo que se paso de volada ya que en un parpadeo ahí estaba, junto a Victor Santal (un español muy buena onda que conocimos en Hamburgo y al cual le tomamos un gran aprecio). Carlos Valdez alias el “boti” (mi amigo y compañero de la banda sharbat) y Jorge Pérez (un mexicano al cual también le tomamos un enorme cariño).

Ahí los 4 repletos de felicidad, parados en la puerta de acceso al festival mas importante del mundo, esperando canjear el boleto por una pulsera que te identifica dentro del evento y la famosa “full metal bag” (bolsita que contiene un condón conmemorativo del festival, plumas, calcomanías, propaganda y un sin numero de curiosidades que te ayudan en tu estancia en el festival).

Al ingreso al fest, te percatas inmediatamente lo inmenso que es la zona de camping, así que lo recomendable es acampar cerca de la zona de conciertos, de los baños y de los locales de comida y cerveza, y así no tener que caminar grandes distancias para acceder a estos y no sea tan difícil encontrar tu campamento, y eso lo digo por experiencia.

Una vez que nuestro campamento estaba instalado, en un pedacito de terreno que compartíamos con unos escoceses, austriacos y unos gringos, inmediatamente procedimos a comprar una buena dotación de cerveza y comida, ya que el hambre y la sed se estaba haciendo presentes y teníamos que recargar la pila para aguantar la jornada musical, ya que esa noche, nada mas y nada menos, se presentaban en los escenarios principales Helloween, Ozzy Osbourne, Blind Guardian, Frei Wild, por destacar a algunos.

Después de cervezas y el jagermeister en la vinatería del festival empezaron a hacer efecto; por mas increíble que parezca, en menos de 4 horas en el festival ya estábamos ebrios hasta no poder más y por alguna extraña razón, entre tomar y gente, perdí a mis compañeros de camping, No tuve más opción que dirigirme a la zona de conciertos para empezar a disfrutar de estas grandes bandas, ya que para eso había venido hasta Alemania.

Cuando visualice la zona de conciertos por primera vez, se me erizo la piel y mi primera reacción fue pronunciar aquellas inmortales palabras en voz alta… “nooooo pinches mames”… ya que luce pletórica la zona de stages; llena de puro greñudo true metalhead, chavas metaleras hermosas como nunca había visto; botargas de todo tipo en el crown surfing, gente de la tercera edad, niños, embarazadas, transexuales, vikingos, blackeros, punks, thrasheros, coreros, había representantes de todos los géneros del metal divirtiéndose a la par, con un calor bestial, bebiendo cerveza, cantando y brincando al ritmo de la banda en turno, así debería ser la vida siempre.

Me dispuse a divertirme como diablo, disfrutando del audio mas impresionante, que mis selectos oídos habían escuchado, donde las distorsiones de las guitarras te estrujan el corazón; de lo sorprendentemente desgarrador que se escucha y donde el bombo de la batería parece una ametralladora en pleno fuego cruzado... podría definir el audio con una palabra… “increíble”.

Después de escuchar a Helloween y Blind Guardian, quienes dieron un espectáculo de lujo, pero sobre todo Helloween, con canciones como “march of time”, “where the sinner go”, “dr. stein” , “future world”, “keeper of the seven keys”, “i want out”, entre otras, de los cuales disfrute mucho su presentación, pero conforme se acercaba la hora, yo ya estaba impaciente por que apareciera el “príncipe de tinieblas”; de pronto en punto de las 22:30, aparecía la silueta del único Ozzy osbourne abriendo su concierto con el clásico “i dont know”. Sorprendiendo a todos los presentes ya que a sus 63 años, con tanto brinco y locura parecía el Ozzy en la mismísima época de Sabbath, contagiando a la audiencia con su carisma inigualable, mojando a la gente y tocando sus clásicos como “mr. crowley”, “Crazy train”, “scream”, “paranoid”, “war pigs”, “iron man”, “suicide solution”, “mamma im comming home” y otras que no recuerdo debido al grado de alcohol que su “servi-bar” ya traía encima, lo cual no me impidió disfrutar de un espectáculo de aproximadamente hora y media, donde destacaría el virtuosismo del guitarrista “gus g”, ese tipo toca rapidísimo, tiene una gran técnica, pero definitivamente prefiero el “feeling” del gran zakk wylde, en fin ¡larga vida a ozzy osbourne! que nos regalo un gran concierto.

Y así después de una largo día me dirigí al campamento a descansar, sin saber cual iba a ser mi sorpresa allí, por fin encontré a mis amigos que traían la fiesta encima y en vez de irnos a dormir y descansar, acabamos bebiendo mas cerveza y capitán Morgan, fumando un par de cigarrillos con banda rocker que conocimos de Austria, El salvador, Rusia, Estados Unidos y España, todos igual de borrachos, pero tan amables como nunca había visto; la fiesta que termino como hasta las 6 o 7 de la mañana con algunas victimas, pero nada grave.

Al segundo día en Wacken como no había dormido nada y quería aprovechar que era temprano nos fuimos directo a darnos un ragaderazo, para no encontrar mucha gente; una vez que ya estaba bañadito y perfumado y con unos “relentless” encima (bebida energizante tipo red bull, pero este no te da alas, te da un pinche jet!! para andar bien elevado por un buen rato) y en lo que se me pasaba el efecto nos fuimos a dar un rol por las instalaciones del festival, en lo que empezaba la jornada de conciertos ya que este día, 5 de agosto, tocaban bandas gloriosas como Sodom, Morbid Angel, as i lay dying, Trivium, Heaven shall burn, Judas Priest, Airbourne, Apocalyptica, Deadlock, Insiferum, Suicidal Tendencies, por mencionar algunas.

Lo primero en la agenda era visitar el “metal market”, donde encuentras todo tipo de curiosidades; cinturones de balas, parches, discos, acetatos, pantalones de cuero, playeras oficiales de las bandas, cascos de vikingo, armaduras, gorras, botas, faltas, hasta tapas para el retrete con diseños locos, figuras de acción, tangas, material para los sado, dildos, joyería vikinga, etc. después babear por uno que otro articulo que vi, una vez que adquirí los souvenirs de ley como discos, playeritas oficiales, llaveros, ceniceros, la playera del evento, recordé que “heaven shall burn” estaría en el área de “Meet and greet” por lo que me fui como de rayo para ganar lugar y conocer a una de mis bandas favoritas, la cual salió alegre, bajo los coros de los ahí presentes; Yo era el tercero en la fila y al pasar con Marcus Bishop vocalista del Hsb, al preguntarme de donde era, se sorprendió cuando le dije que venia de la hermana república de las tranzas y el smog: la mismísima ciudad de México, por lo cual Marcus sorprendentemente se levanto de su silla me dio un abrazo y me comento “Me da gusto saber que haz recorrido tantos kilómetros para estar aquí, disfruta el festival y sobre todo su actuación, es muy probable que en 2012 estemos visitando México”.

Con mi disco edición especial de “Iconoclast” firmado por todos los “Heavens” así como mi programa del wacken; me fui directo al campamento a dejar mis tesoros en la tienda de acampar y volver para ver los conciertos que me faltaban; sobre todo a: As i lay dying, Trivium y Heaven shall burn, ¡¡¡en ese orden!!!

Aproximadamente a las 5 de la tarde salió a escena as i lay dying, quien dio cátedra con sus poderosos riffs y su batería impecable; esta banda comenzó a mover a la gente en el festival con los “circle pits” y uno que otro “wall of death”, por lo cual me di a la tarea de participar en los “crown surfing” por primera vez en mi vida y en wacken la verdad es grandioso ser llevado por decenas de manos desde el centro del publico hasta el pie del escenario.

As i lay dying irradiaba pasión, salieron a tocar con “huevos”, sonaba como el mismo apocalipsis, tocaron temas para moshear bien recio, tales como “anodyne sea”, “forever”, “confined”,” “trough the struggle”, “condemned”, “nothing left”, “whitin destruction”, “94 hours”, “parallels”, “the sound of truth”. En palabras del propio tim lambesis a media canción de “94 hours” con la cual cerraron su show la cual sigo escuchando en la mente… let the chaos begin... go!!!! \,,/
Empezó a pegar duro el sol, y era hora de ir por otra dotación de cerveza y algo de comer, en lo que empezaba “Trivium” quien se reventó un set list basado principalmente en su mas reciente producción “in waves” donde destaco la nueva canción “black”, “in waves” “built to fall” y uno que otro clásico de la banda como “pull harder on the strings of your martyr” “like light to the flies”, “gunshot to the head of trepidation”,”down from the sky”, entre otras actuación memorable y que disfrute al 100% por que nunca han visitado tierra azteca, sobre todo escuchar los solos de guitarra de matt heafy y corey beaulieu, fue como estar en el mismo valhalla; espero que lo que comento matt guitarrista y voz de trivium, acerca de que se estaba grabando un nuevo video para la banda durante el show sea cierto, ya que la gente les respondió con circle pits en cada canción y apoyando a todo pulmón a los de norte américa.

A las 7: 30 de la noche, aparecía en el escenario la gloriosa banda Heaven shall burn, a quien ya esperaba un gran numero de personas anciosas por que apareciera la banda teutona y con un sol que empezaba a caer lentamente, el escenario lucia pletórico para que los “Heavens” hicieran retumbar el festival, con un repertorio aniquilador que incluía: “endzeit”, “combat”, “voice of the voiceless”, “behind a wall of silence”, “profane believers”, “black tears”, “counterweight”; entre otras, no obstante la actuación tan sublime; lo mejor del show fue el comportamiento de la gente, nunca había presenciado un publico tan participativo, tan entusiasmado, tan apasionado y sobre todo, presenciar y ser parte del “circle pit” mas grande que he visto ¡¡¡en mi vida!!! fue espectacular, correr a lado de tanto vikingo y ni que decir de las veces que me uní al “crown surfing” mientras tocaban “voice of the voiceless”, simplemente aquello se estaba convirtiendo en el mejor día de mi vida, era perfecto y todavía no terminaba.

Después de cansarme como nunca, era hora de descansar un poco tirado en el pasto del wacken, antes de que “Judas Priest” pisara el “true metal stage”; ya que conforme se acercaba la hora, se estaba conglomerando una cantidad enorme de metaleros, para presenciar a esta legendaria banda, quien toco aproximadamente por un lapso de 2 horas. compuesto de canciones mágicas como:, “painkiller”, “diamonds ans rust”, “breaking the law”, “electric eye”, “rapid fire”, “metalgods”, “the sentinel”, “hell bent for leather” entre otras. Un concierto bastante entretenido que dejo ver a un Rob Halford brillante y con una voz que cualquier cantante de 22 años envidiaría.

Decidí ir a disfrutar de la ultima parte del show de judas, en una de las pantallas en alta definición que se encuentra a fuera de la zona de escenarios, donde encontré algún que otro paisano de monterrey, san luis, morelia y otros lugares, con los cuales compartí un par de chelas, hablando de nuestras experiencias en el festival y aprovechando el break para descansar las piernas ya que todos lucíamos cansados por el ajetreo del día.

Agotado y ebrio hasta la médula, tuve que sacar fuerza de la nada, por que faltaba la actuación de una de mis bandas favoritas de los últimos años, “Airbourne” la cual a pesar de tocar un “hard rock” muy parecido a sus compatriotas de “ac/dc”, se han ganado el respeto de la gente dentro del festival , ya que contagian con tanta energía que da miedo; su show se compuso de rolas como “girls in black”, “no way but the hard way”, “born to kill”, “cheap wine and cheaper woman” y la poderosa “black jack” canción donde el front man de la banda “Joel o’Keeffe”, trepo por una de las torres laterales del escenario hasta llegar a pocos centímetros del techo y desde donde se aventó uno que otro solo de guitarra, mientras la banda permanecía tocando la base de la canción; era espectacular ver tal escena, será inolvidable, en pocas palabras y citando a mi amigo Erick Padilla: ‘airbourne lo podemos definir así: “el rock en su mas pura y verdadera expresión, salvaje, desmasdroso, irrespetuoso y lo mas importante bien pinche ruidoso.

Al final de la presentación de Airbourne, ya no podía ni con mi alma, todavía me faltaba ver apocalíptica pero como ya los había visto en México anteriormente, decidí irme a descansar y a bajar la santa borrachera; a las 2 de la mañana, con una niebla tan espesa que parecía Londres y tambaleándome con medio tarro de cerveza en la mano, tratando de encontrar mi campamento, cosa que me llevo aproximadamente una hora... hasta que un elemento de seguridad al verme perdido, se apiado de mi y me aventó un “ray” hasta mi campamento en su motoneta. ¡¡¡Gracias señor justicia!!!

El último día del wacken alrededor de las 8 am y ya con mis compañeros de camping vivos y en sus respectivas tiendas, procedimos a ir a tomar un baño, desayunar, ir a cargar las cámaras fotográficas y emprender la jornada del día y queríamos estar al 100 para la experiencia.
No sin antes hacer una visita a los diferentes locales de mercancía como el de “nuclear blast” donde vendían merchandising oficial de sus bandas (playeras muy chidas, discos edición especial) los cuales por cada cosa que compraras te obsequiaban discos, revistas y un sin fin de publicidad de la disquera.

Con las manos llenas de souvenirs, nos lanzamos a ver a la primera banda del último día y sin faltar las primeras chelas para agarrar fuerza.

En punto de las 2 de la tarde nos aventamos los shows de torture scuad, kataklysm, dir en grey, mayhem (que este último realmente me decepciono) nunca había visto un show tan aburrido en mi vida.

Iced hearth que rifo bastante y en punto de las 19 :20 horas nos fuimos de volada al “wet stage” ya que se iba a presentar la banda sueca mas chingona que he escuchado en el pinche mundo “In solitude”, la cual con su retro satanic hard rock te hacen recordar a la antaña “Mercyful Fate”; tocaron aproximadamente media hora, pero que disfrute con el alma, ya que esa banda se gano mi respeto y admiración, aun cuando solo había escuchado su mas reciente producción “The world the flesh the devil”, disco que recomiendo de metalero a metalero.

Después de disfrutar un rato de la banda “Avantasia”, nos fuimos a comprar comida, para poder ir a disfrutar de una de las bandas mas chingonas del thrash aleman, la inigualable “Kreator” banda que movió masas a lo desgraciado, con rolas muy dignas de patear traseros como: “hordes of chaos” , “warcurse”, “endless pain”, “destroy what destroys you”, “voices of the dead”, “enemy of god”, “phobia” “reconquering the throne”, “the patriarch”, “violent revolution”, “betrayer”, “flag of hate”, “tormentor”, “choir of the dammed”; realmente fue glorioso su show, si me preguntan kreator, fue de las bandas que se llevaron el festival; aparecían los circle pits de la nada, decenas de personas en el crown surfing y uno que otro wall of death, realmente el publico se prendió bastante y con justa razón.

Se acercaba uno de los momentos mas sublimes en mi vida, estaba a ¡quince minutos de ver a dios! con su banda que nosotros los mortales llamamos humildemente ¡Motorhead! , por lo cual nos colamos como buen mexicano, hasta casi el frente de escenario para oír su misa a gusto, y apareció el grandioso Lemmy kilmister con su sombrero característico, su barba, su verruga y su arma de batalla (su bajo distorsionado), pronunciando sus primeras palabras ”we are motorhead and we play rock an roll”. no cambio la alegría y se desato la locura cuando comenzó con su primera canción “iron fist” ahí empezó la lluvia de crown surfing, aventones, rasguños, patadas, piquetes de ojos y hasta quebradoras al mas estilo del luchador perro aguayo; Era la locura total, recuerdo decirle a mi amigo “el boti” tenme mi mochila nos vemos en el local de jagermeister, voy al crown surfiiiiiiiiiiing, y ahí iba yo un mexicano chaparrito como Speedy González, valiente como todo mi pueblo, llevado por las decenas de manos hasta el pie del escenario donde estaba tocando la banda mas respetable del mundo, Motorhead.

Yo era feliz ondeando mi banderita de México por toda la extensión del mar de gente, simplemente estaba ahí para pasármela de lujo y no cabía de la emoción; Después me fui a disfrutar el concierto a un lugar mas tranquilo.

La presentación de Motorhead, se compuso de rolas como: “ bomber”, “rock out”, “get back in line”, “ace of spades”, “kill by death”, “overkill”, “i know how to die”, “stay clean”, “metropolis”, “over the top”, “one night stand” entre otras.

Puedo concluir que “Motorhead, Kreator, Judas, Ozzy y Heaven shall burn; en mi humilde opinión, fueron los mejores del festival, sus conciertos los llevare grabados en mi mente hasta que muera.

Con signos de cansancio, nos fuimos a contemplar a “children of bodom” quien era la banda encargada de cerrar el festival y la cual lo hizo “bien” ya que se apreciaba a una banda cansada, por el ajetreo de su ultima gira; pero eso si con un repertorio respetable y unos solos de guitarra del buen alexi laiho a su mas fiel estilo; pero justamente cuando terminaba de interpretar aquella bella melodía “angels dont kill” , se desato un tormenton de la nada, haciendo que varios de nosotros buscáramos refugio, en los puestos cercanos esperando se calmara; nos encontrábamos ya con frio, sueño y cansancio, esperando las ultimas canciones de children of bodom, para ir a dormir y prepararnos para el regreso a casa, después de 3 días de locura, cerveza, metal, diversión y sobre todo alegría de haber sido parte de una edición mas del legendario wacken open air.

Children of bodom interpreto: “not my funeral”, “bodom beach terror”, “in your face”, “blooddrunk”, “downfall” , “are you dead yet”, “follow the reaper”, “hate crew deathroll” , “angels dont kill”, “hate me”, entre otras.

Posteriormente fuimos a descansar, mientras a wacken lo azotaba una lluvia que duro toda la noche, por lo cual no pude dormir de todo bien ya que mi casita de campar se estaba percutiendo por la lluvia y aparte de esto tenia fuga; fue una mala noche.

A las 8 de la mañana del día 7 de agosto empezamos a recoger las tiendas de campar, nuestra basura, arreglar el equipaje y buscar medio de transporte hacia el aeropuerto de Hamburgo.

Sin poder creer todavía, que ya había terminado aquella aventura, en silencio caminando los 4 amigos, cansados nos dirigimos hacia la puerta de salida del festival, entre un mar de lodo y latas de cerveza vacías. Despidiéndonos cada quien en silencio de la tierra sagrada de wacken.Ahora comprendo por que es el mejor festival, no solo del metal, si no de la música en general, la gente, la organización del evento, las bandas, el ambiente, la unión que se crea entre los metalheads; te hace sentir como en casa, pero con 80 mil hermanos atrás de ti, que viven y sienten este tipo de música al igual que yo; es simplemente increíble el festival, valió la pena cada peso invertido en el viaje, en verdad no se arrepentirán de ir a un Wacken, se los digo yo, que ya estoy planeando el siguiente, por que lo malo de venir a este festival, es que se te hace adicción.

Así que seguramente los veré en el 25 aniversario del festival o puede ser que antes, ya el bolsillo me lo dirá. Por ultimo me despido citando las sabias palabras de Sam Dunn, que menciona al final de su documental, metal: a headbangers journey…

“Desde que tenia 12 años tuve que defender mi amor por el heavy metal, en contra de los que lo calificaban de forma de “música barata”, mi respuesta ahora es que o lo sientes o no; si el metal no te provoca esa arrolladora sensación de poder y no hace que se te ericen los cabellos de la nuca, tal vez nunca lo comprendas.

Y saben que eso esta bien, por que a juzgar de los 80 mil metaleros que me rodean en Wacken, estamos bastante bien sin ti.
In metal we trust
See you in wacken, rain or shine.

Gracias a todos mis amigos que siempre me apoyaron a realizar este gran sueño esa cervezota mas grande que mi cabeza se las dedique a todos ustedes a su buena salud..yeah!!!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fortaleza presenta su primer DVD titulado “Crónicas de la Villa Rica”